CAÑAILLAS GRATINADAS




 




Un entrante ó un aperitivo para días especiales. En este caso ha sido un capricho. Un arranque de esos que le dan a uno cuando va al mercado y ve algo así. Porque cañaillas hay siempre, pero como éstas, no. Se distinguen por el color, el precio y el tamaño. Éstas son de un tono muy claro, muy grandes y muy caras. Un día es un día. Compré un kilo, la mitad las tomamos solamente hervidas y la otra mitad gratinadas, como éstas:
Ingredientes:
            -          1 kg. Cañaillas
            -          200 g. sal
            -          100 gr. sal gorda para la base de la fuente
            -          50 gr. mantequilla semi- salada
            -          1 ramita de perejil
            -          ½ diente de ajo
            -          1 cucharada de pan rallado

. Poner las cañaillas una hora a remojo en agua y sal. Enjuagar y escurrir.
. Preparar una olla con agua suficiente para cubrirlas, echar las cañaillas y cuando rompa a hervir, dejar en ebullición durante 15 minutos.  Tened preparado un recipiente con hielos, agua y 130 gr. de sal. Dejar las cañaillas en esa agua helada. Pasados 20 minutos, escurrir y enjuagar.

. También podemos optar por echar las cañaillas en la olla cuando el agua rompa a hervir, en ese caso, las tendremos 20 minutos.
. Mientras se enfrían un poco preparamos el majado para el gratinado. Rallamos el ajo, picamos el perejil muy finamente y mezclamos en un bol, con una pizca de sal, el pan rallado y la mantequilla, que la habremos dejado fuera de la nevera, para que tenga textura pomada. Mezclamos bien, hasta que veamos que se ha formado una pasta. Quitar la tapa que tienen las cañaillas y rellenar con la pasta.

. Preparamos una fuente apta para el horno, cubrimos todo el fondo con sal gruesa, colocamos encima las cañaillas y gratinamos muy poco, lo suficiente para que se funda la pasta. En la realidad lo podríamos llamar “Cañaillas Bourguignonne” por lo parecido de sus ingredientes, los ingredientes del relleno, claro.

Buen provecho!!




 

 

Comentarios

Carlos Dube . ha dicho que…
Que presentación tan espectacular. Nunca he probado las cañaillas, pero vamos, seguro que es manjar....
Aquí otra que nunca las ha probado pero vamos, por lo que cuentas, sé que me gustarían.
¡ Qué presentación más chula !
Un abrazo,
María José.
cocinamarroqui ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cocinamarroqui ha dicho que…
Hola Carmen, hemos llegado hasta aquí gracias a Carlos Dube. Hoy coincidimos con cañaillas y a raíz de eso nos ha hecho la reseña, cosa que agradecemos. Nos sobran unas cuantas ya hervidas por el frigo pululando y antes de que les salga pelo, aprovecharemos para probar esta fantástica receta. Un placer conocerte. Saludos
BuenasMigas. ha dicho que…
En casa nos encantan las cañaillas en los vermutillos domingueros, son un vicio, ñammmmm!

Yo las hago ligeramente hervidas, tu receta me ha recordado mucho a los escargots que preparan los franceses, el tapón de mantequilla y hierbas lo he probado con caracoles grandes de tierra, pero con los de mar... ¡eso lo tengo que probar! Gran idea.

Un beso.
carmen rico ha dicho que…
Carlos y María José, a seguir los consejos de Anna, ideal para el vermutillo del domingo...
Cocinamarroqui, bienvenidos a mi cocina. Ya me contaréis como han quedado esas cañaillas gratinadas!!
Anna, yo tenía mis dudas, porque pensé "igual me los cargo", pero muy bien, con esa carne tan prieta y la pasta fundida...
Cocinando entre Olivos ha dicho que…
Nunca se me había ocurrido prepararlas gratinadas, si veo grandes prometo hacerlas!
carmen rico ha dicho que…
Ana, cuanta ilusión verte por mi blog!! a por las cañaillas...
Anónimo ha dicho que…
que buena pinta!! había probado las cañaillas cocidas, pero nunca había probado esta receta y debe estar deliciosa

Entradas populares