CARACOLES EN SALSA




Los caracoles ó te gustan ó no te gustan, pero si no te gustan da igual como los hagas. En casa estamos divididos. A mi me chiflan, como sean. La verdad es que la carne del caracol en sí es bastante insípida, todo depende de cómo estén hervidos y la salsa que los acompañe, ahí está la gracia. Yo antes los compraba vivos, los depuraba y los “engañaba” –algo bastante laborioso la verdad- últimamente los estoy comprando en El Corte Inglés, al vacío y hervidos, no es lo mismo, pero ante la escasez de tiempo, es la única forma de comerlos.

- 1 kg. caracoles
- ½ kg. tomates maduros
- 2 cebollas
- 2 dientes de ajo
- 150 gr. panceta ibérica
- 1 copita de coñac
- 1 vasito de vino blanco
- Hierbas provenzales
- 2 guindillas
- Sal
- Aceite oliva

. Lavar los caracoles según indicaciones de la bolsa.

. En una cazuela amplia, pochar las cebollas muy troceadas durante una hora aproximadamente, pasado este tiempo, añadir el coñac y flambear. A continuación, rehogar junto con la cebolla la panceta cortada a dados pequeños, añadir el tomate a trocitos sin piel ni pepitas, los ajos rallados y las guindillas y sofreír durante 15 minutos.

. Pasados los quince minutos, incorporar los caracoles con el vasito de vino blanco, las hierbas provenzales y la sal y a fuego muy lento, moviendo de vez en cuando, unos 30 minutos más.

La cantidad de guindilla depende de cómo nos guste de picante.

Carmen
Julio 2009

Comentarios

BuenasMigas. ha dicho que…
Hola Carmen,

A mi me chiflan los caracoles, me comería una buena ración de los que has hecho porque el arreglo que le has puesto me encanta. Me anoto tu receta.

Besos,
Anna
carmen rico ha dicho que…
Anna, es cuando los caracoles gustan, es una gozada!!!
Un beso
Carlos Dube ha dicho que…
Hola Carmen, ya estamos de vuelta. Esto es muy duro, pero la vida es asi jejeje.

Bueno, siento deciros que a mi los caracolitos no me van. Una pena porque de verdad que siento envidia de los que disfrutan con los caracoles, las ostras y los percebes. Siempre les doy una oportunidad, pero nada, entre que unos me dan algo de respeto (asquillo) y otros no les veo la gracia, me da mucha rabia.

De los caracoles eso sí mojo la salsa, pero el bicho de verdad que no puedo. Los percebes en mi casa se devoran, pero los pruebo y pienso ¿compensa comprarlos?. En mi casa si digo esto me matan jejejeje aunque también están divididos en estos platos.

Tu salsa seguro que es una delicia. En Madrid sabrás que se preparan parecido, aunque en algunos sitios casi como los callos.

Un saludo.
carmen rico ha dicho que…
Hola Carlos!! bienvenido!! ¿has vuelto muy pronto, no?
Oye, que coincidimos en casi todo y nada que no puedo compartir contigo estos caracoles.... pero es que en los percebes tampoco,con lo ricos y baratos que estaban los que comimos en Cantabria...
Creo que en Madrid por el Rastro hay un bar que los caracoles son riquísimos, me tendré que enterar.
Un beso!!
Carlos Dube ha dicho que…
Supongo que será el bar Los Caracoles, al lado de Puerta de Toledo. Mis amigos de la Latina van por allí. Aunque a lo mejor es otro. Un saludo.

Entradas populares