TORTILLITAS DE CAMARONES





Esta receta ya la tengo publicada, pero esta vez he hecho algún cambio.
La primera vez que la hice fue guiada por un cocinero gaditano y me recomendó –entre otras cosas- que friera las tortillitas con aceite de girasol y así lo hice. Estaban crujientes, suaves y muy ricas.

Pero esta vez, vuelvo al ingrediente rey de las frituras, el aceite de oliva virgen extra, mejor la variedad picual, bien limpito, caliente, pero no hirviendo, se queman por fuera y no se cuece bien la harina, hay que ir subiendo poco a poco.
Una vez fritas, ponerlas sobre papel absorbente y “golpearlas “con mas papel por encima por si queda algún exceso de grasa. Así lo hacen los chicos de Alma del  Sur, que no son del Sur, son de Alicante, pero que saben mucho de fritos. Ellos también me han dicho, que cuando se coge un calamar a la romana ó un boquerón frito con la mano, el dedito ha de quedar seco, limpio, si queda aceitoso…algo ha fallado en la fritura.

El aceite de freír, se puede reutilizar, pero no usarlo eternamente, cada dos ó tres frituras hay que cambiarlo, una buena materia prima, la podemos destrozar con un mal aceite. No hay que demonizar los fritos, si la materia prima es de primera calidad y la harina y el aceite, también, buena digestión asegurada. Os aconsejo que si coméis fritos fuera de casa, os aseguréis que esa fritura reúne esos requisitos, vuestro estómago os lo agradecerá.
- 100 gr. harina maíz
- 80 gr. harina de garbanzos
- 1 cebolla pequeña tierna
- 300 gr. agua
- 200 gr. camarones
hojas de perejil
sal
aceite oliva extra virgen
 
. Trocear la cebolleta muy menuda, también las hojas del perejil, mezclarlo en un bol con las harinas y la sal y añadir el agua y los camarones.  Cuando esté todo bien integrado, tapar y dejar reposar en la nevera durante una hora.
. Poner abundante aceite en una sartén honda. Yo suelo freír las tortillitas de tres en tres, para controlarlas bien. Muy poquita cantidad y con una espátula id aplastando, para que queden lo mas finas posibles. Y lo que os digo mas arriba, que el aceite no hierva, se nos quemarán por fuera y la las harinas quedarán crudas. Los papeles absorbentes arriba y abajo y listo!!
 

 



 

Comentarios

Carlos Dube ha dicho que…
¡Me comía una docena!, tú fíjate que todavía no me he atrevido a hacerlas, primero porque me dan respeto, segundo porque he probado varios tipos, algunas muy consagradas y no me han gustado tanto, tema de texturas y por último porque como me salgan bien me pongo en 150 kilos en un año :)
Me la apunto, ¡qué ricas!
Carmen Rico ha dicho que…
Si, algo de peligro tienen :)....
Pero respeto, ninguno. Son como las patatas fritas, hacen crac, crac, al comerlas, muy crujientes!!

Entradas populares