COLIFLOR CON BECHAMEL DE JAMÓN IBÉRICO



 


 Hoy nos toca una tradicional coliflor gratinada con bechamel. Pero le vamos a quitar lo de tradicional y la vamos a alegrar con una bechamel hecha con aceite de oliva procedente de una punta de jamón ibérico que hemos confitado. Y también la vamos a perfumar (este término me encanta en la cocina) con tres variedades de queso, que además los usaremos para el gratinado final.
Así lo he preparado:

Ingredientes:
            -          1 kg. Coliflor
            -          150 g. aceite oliva virgen extra suave
            -          120 gr. jamón ibérico a taquitos
            -          60 gr. harina
            -          600 g. leche semi-desnatada
            -          200 g. quesos variados rallados (manchego, parmesano y emental) (*)
            -          Pimienta negra
            -          Sal

Elaboración:
. En una olla con abundante agua, sal y un chorrito de aceite, ponemos a hervir la coliflor cortada en ramilletes. Más que cortada, partida, para que los ramitos queden enteros. Cuando esté cocida, escurrir y reservar.
. Poner el aceite en un cazo y calentar a 50º, echar los taquitos de jamón y dejar confitar durante 30 minutos. Nunca debe hervir, hay que intentar que permanezca siempre la misma temperatura.

. Cuando pase la media hora, retirar el jamón y algo de aceite, reservar los dos ingredientes por separado, subir la temperatura y al aceite que hemos dejado en el cazo,  añadir la harina, rehogar bien sin que se tueste e ir añadiendo la leche, Ir batiendo con la espátula de varillas, hasta que la bechamel esté hecha. Echar 100 gr. de quesos rallados, deshacer bien, probar de sal y añadir un poco de pimienta negra. No importa que quede algo líquida, con los quesos lespesará.
. Poner la coliflor en una fuente, repartir por encima los taquitos de jamón  regarlos con un poco de aceite reservado de confitar el jamón. Cubrir con la bechamel, espolvorear con el resto de queso rallado y gratinar. También es muy práctico servirlo en cazuelitas individuales y queda mucho mejor la presentación.

Ya veréis que sabor tan intenso a jamón adquiere el conjunto, además de la cremosidad. Un consejo: no tengáis prisa en elaborar la bechamel, cuanto más tiempo le estemos dando a las varillas, más cremosa y rica estará.
(*) los quesos que sugiero en los ingredientes son los que tenía en la nevera que se estaban secando, por lo tanto, se pueden sustituir por otros, los que tengáis. En la cocina no se tira nada.


.

 

Comentarios

Carlos Dube . ha dicho que…
Impresionante! Me ha encantado Carmen, lo quiero hacer!
Eso es un plato de coliflor, y no lo que tengo yo en la cazuela.....
¡ Qué envidia más grande !

Entradas populares