TUÉTANOS AL HORNO





La entrada de hoy, es una de esas exquisiteces, que,  ó te gusta mucho ó nada de nada. Es esa médula gelatinosa y grasienta que hay dentro del hueso de caña, por la cual, cuando hacemos cocido u ossobuco, hay rifas para ver a quién le toca. Si está buena  en esos dos benditos platos que  cito, no os quiero contar, como está al horno. Si no os importa –por un día- añadir unas cuantas calorías extras al cuerpo, ahí va, es muy fácil:
Ingredientes:
            -          6 huesos de caña
            -          Sal Maldon
            -          Pan tostado
            -          Agua y cubitos de hielo

Elaboración:
. Poner los huesos en un bol con agua y hielo durante una hora. Después los lavamos.

. Los colocamos de pie en una fuente de horno.
. Calentar el horno a 200º y hornear a esta temperatura durante 20 minutos.

. Tostar unas rebanadas de pan, extender el tuétano por encima y unos cristales de sal Maldon..
. Si os gusta el tuétano, no dejéis de probarlo así.

Comentarios

Carlos Dube ha dicho que…
Exquisitez no... lo siguiente!!!. Madre mía que ricos!!! mato por los tuétanos, aunque sean malos malísimos, me privan.

Aquí los sirve Abraham García en su restaurante Viridiana, de ternera retinta, son algo caros, pero no veas tú que placer tomarlo en el centro de la mesa. Aunque él invita al pan, como ha dicho alguna vez :).

Un saludo.
carmen rico ha dicho que…
Carlos, tu eres de los que te gustan!! que delicia, verdad?
No he ido nunca a Viridiana, me figuro que los bordará y con esa ternera... Oye que detalle lo del pan :)
No sé yo....Nunca lo he tomado.Reconozco que me da "no sé que" pero si lo dicen Carmen y Carlos, ya es para pensárselo...
Un abrazo,
María José.
carmen rico ha dicho que…
Maria José, nada de "no se que" con lo fácil que es, por probar...
Un beso
cocinarycompartir ha dicho que…
Cuando yo era pequeña mi abuelo vivia con nosotros. Le recuerdo, cuando habia cocido, con sus huesos de caña vaciando el tuétano y mezclando con los garbanzos, nos decia, hijas mías esto es la gloria. Hasta que no fui más mayor no comprobé cuanta razón tenia, sobre todo porque era un acaparador de huesos de caña. Está muy rico, nunca se me hubiera ocurrido asarlos expresamente para comer el tuétano. Un beso. Esperanza.
M. Ángeles (Secocina) ha dicho que…
¿Te puedes creer que llevo semanas pansando en hacer esta receta? Y de repente la veo aquí. cada vez pienso más que tenemos un poco de telepatía. Me chifla el tuétano.
Por cierto que el otro día me quedé con tu bacalao con fritada en la cabeza y como no tenía bacalao desmonté un cogote de merluza y lo hice¡qué bien me sentó!
Besos
carmen rico ha dicho que…
Esperanza, los que saben, lo han puesto de moda, asi, dando todo el protagonismo al tuétano.

M. Ángeles, claro que tenemos telepatía, no me cabe la menor duda!!
Esperando estoy tu versión de los tuétanos...
Un beso
Curra ha dicho que…
Una verdadera delicia. Me encanta.
Un besote
Vero ha dicho que…
Yo también adicta a la gelatina, tuetano, manitas, orejas, morro...ummmmm
carmen rico ha dicho que…
Curra, muchas gracias

Vero, cuantas cosas ricas te gustan...

Un beso
Francisco Becerro ha dicho que…
Yo soy de los que sí... Que delicia!!
anirac ha dicho que…
en mi casa eramos de los que nos peleavamos por ellos :-), pero así al horno no lo habia pensado nunca que se podian hacer.... me lo apunto!
carmen rico ha dicho que…
Un beso, Paco!!

Anirac, bienvenida a mi blog y contenta que te haya gustado esta entrada
M. Ángeles (Secocina) ha dicho que…
¡No esperes! pienso hacer esta tuya.
Besos
BuenasMigas. ha dicho que…
Qué rico está el tuétano como tu lo has hecho, untado sobre una tostadita de pan y unas escamas de sal... uysh, se me cae la lágrima.
carmen rico ha dicho que…
Anna, ay! que te estoy imaginando...
un beso

Entradas populares