PASTA FRÍA RELLENA DE QUESO




Y agosto lo terminamos con otra entradita ó aperitivo, también muy apropiado por estas fechas. La idea la cogí del catering Vega de Seoane, que sirvieron recientemente en Madrid, en una celebración familiar. Podía haber copiado más cosas, pero estos “palitos” rellenos de queso, me llamaron mucho la atención. El relleno no se si era exactamente como el que yo presento, pero cada cual que lo rellene a su gusto
Tomé esta idea, pero había muchas más. Creo que es el catering, de cuantos he estado, mas “casero”, nada plastificado como muchos que hay por ahí, el carpaccio de ternera estupendo y unas chapatitas recién tostadas crujientes con el queso derretido, deliciosas. Los postres, superiores y todo servido con mucho dinamismo y profesionalidad. Lo recomiendo.

Estos son más ó menos los ingredientes:
200 gr. Pasta Tortiglioni nº 23 (esto es lo que pone en la etiqueta, la marca es De Cecco)
80 gr. Queso de untar a las finas hierbas
80 gr. Queso Philadephia
3 c/s nata espesa
Cebollino

. Hervir la pasta y escurrir. Como esta pasta es algo inclinada y crece tanto al hervirla, he cortado un poco las puntas para que se mantuvieran de pie.
. Mezclar los quesos con la nata con la batidora y ponerlo en la manga pastelera. He utilizado una boquilla de orificio muy pequeño, para poder rellenarlos con facilidad. La verdad se hace muy rápido. Existe en el mercado unas jeringas de pastelería, que facilita mucho estas labores, pero yo no la tengo. Picar cebollino fresco y espolvorear por encima.
. Es estupendo para picar, se pueden coger con la mano, no se queda nada de queso en la base y sirven de un día para otro, en la nevera, claro.
. Servir con ensalada verde.

                            

Comentarios

Juanjo ha dicho que…
Pues tiene que estar riquísima así rellena la pasta!

Besos
Recetasdemama ha dicho que…
Muy buena esta manera de preparar la pasta... y además queda preciosa
carmen rico ha dicho que…
Muchas gracias Juanjo y Ana, ciertamente es original y práctico además de rico.
Carlos Dube ha dicho que…
Caray, que casualidad. Lola cuando estuvismos en Italia me dijo que compráramos una pasta similar a los tortiglioni para presentarlos rellenos, y fui yo quien le dije que mejor no porque ¿de qué los vamos a rellenar que no se caigan de la pasta? no pensé yo en las mangas o jeringas, y no había caído yo en el queso de untar...

Pues quedan monísimos, un aperitivo de lujo. Se me ocurre ahora rellenarlos de pastel de cabracho ;)

Un saludo.
carmen rico ha dicho que…
Carlos, claro, el pastel de cabracho una idea estupenda, pero que esté bien compacto, para que salga bien por el bocal de la manga pastelera y a la vez no se salga por debajo.
Creo que admite muchas variedades de relleno, es lo bueno de este aperitivo.
Un abrazo

Entradas populares